El baño del niño

Bañar a su bebé o niño pequeño puede ser un momento especial y para disfrutar, que promueve el desarrollo físico, mental y emocional del niño. Por supuesto, una razón importante para ayudar a su hijo a bañarse, lavarse con una esponja o a ducharse es para mantenerlo limpio y sano. Pero cuando usted canta, habla y juega con su hijo durante el baño, también aumenta el vínculo y la confianza del bebé y apoya el desarrollo del lenguaje en niños pequeños y niños de edad pre-escolar. Por ejemplo, los bebés pueden comenzar a explorar y aprender acerca de las partes de su cuerpo mientras están en la tina/bañera. Y pueden jugar juegos, como hacer sonidos de pato con un pato de juguete, o levantar y verter agua con una taza de plástico.

Para determinar la mejor manera de bañar a su niño, es importante pensar en su edad, capacidad motriz, lo que le gusta y lo que no. Bañarse puede ser complicado para niños con problemas de salud, físicos o intelectuales.

La mayoría de los niños prefieren un cuarto de baño cálido y el agua tibia. Para evitar interrupciones, asegúrese de tener todo lo que necesita a su alcance y con antelación, incluyendo jabón, champú, toallas y la ropa. Siempre verifique la temperatura del agua antes de poner al bebé en la tina/bañera, y nunca deje al niño solo en el agua.

Accessibility