Consejos para bañar niños con necesidades especiales

Consejos para bañar niños con necesidades especiales

Bebés que nacieron prematuros: Si su hijo es muy prematuro, es posible que se canse con el baño ya que esta actividad requiere que gaste mucha energía. Su bebé puede sentirse más calmo y contenido si lo envuelve en un paño liviano en la bañera y expone un brazo o una pierna a la vez para lavarlo. Trate de mantener un ambiente calmo con la menor cantidad de distracciones posibles. Es preferible un cuarto tranquilo, tibio con luces tenues.

Niños con discapacidades visuales: Si su bebé o niño tienen discapacidad visual – y especialmente si tiene discapacidad auditiva y visual al mismo tiempo – se puede desorientar mucho y asustarse cuando lo pone en el agua. Déle a su hijo indicaciones/pistas y explicaciones antes de ponerlo en el agua. Por ejemplo, si simplemente salpica con agua la mano del niño por unos segundos antes de ponerlo en el baño, y al mismo tiempo le canta o le dice que llegó la hora del baño, lo ayuda a prepararse para la rutina del baño. Si usted sigue la misma rutina cada vez que lo baña, gradualmente el niño se acostumbrará a bañarse ya que sabe qué esperar.

Niños con problemas sensoriales: Si su bebé o niño con problemas sensoriales se siente incómodo cuando lo bañan y llora o no le gusta estar en el agua, usar jabón o que le laven el cabello, las siguientes sugerencias pueden resultar útiles: Algunos niños se sienten más seguros si se usa una silla inflable para la tina, lo que reduce el tamaño de la tina y ofrece al niño más estabilidad en el agua. A muchos niños les desagrada que les laven el cabello o que se les mojen la cara o los ojos. Para solucionar este problema, use una visera para el baño para impedir que el agua salpique la cara del niño. Una ducha de mano puede servir para enjuagar el cabello sin que se le moje la cara. Algunos niños prefieren la ducha. Existen una variedad de juguetes que son apropiados para la bañera/tina y éstos pueden ayudar a distraer al niño de manera que no se preocupe ni se sienta incómodo durante el baño.

Niños con problemas físicos: Si su hijo tiene problemas de control muscular o postural, una silla para la tina puede ofrecerle la sensación de estabilidad y seguridad durante el baño. Las sillas para la tina deben usarse de acuerdo con las recomendaciones del fabricante, incluyendo el uso de cinturones de seguridad, si la silla los incluye. Verificar la temperatura del agua antes de poner al niño en la tina es especialmente importante cuando el niño tiene la sensación disminuida o afectada, ya que se puede quemar la piel sin que usted se dé cuenta.

Si tiene preguntas acerca de cómo seleccionar una silla para la bañera/tina, pídale ayuda a un terapeuta ocupacional. Este especialista puede ayudarlo con otros aspectos relacionados con el baño, como por ejemplo precauciones post-quirúrgicas, y limpieza alrededor de tubos/cánulas gastrointestinales, portamedicina, dispositivos médicos, yesos o dispositivos ortopédicos externos.

Posicionamiento de equipos: cabestrillos y equipos para elevar o posicionar el cuerpo, sillas especiales para tina/ducha. http://www.southwestmedical.com/Pediatric_Products/Bathing_Products/465c0
http://www.rifton.com/products/hygiene/bathchairs/index.html

Accessibility