Síndrome de apnea obstructiva del sueño y Síndrome de muerte súbita infantil (SIDS, siglas en inglés)

El Síndrome de apnea obstructiva del sueño  
De acuerdo con Carolyn Thiedke, M.D., una experta nacional en trastornos del sueño infantil, se cree que el Síndrome de apnea obstructiva del sueño afecta del 1 al 3 por ciento de los niños. Los síntomas incluyen roncar, dificultad para respirar o respirar por la boca mientras se duerme. El Síndrome de apnea obstructiva del sueño puede presentarse a cualquier edad y también puede estar acompañado de dificultades para alimentarse o alergias. El Síndrome de apnea obstructiva del sueño en los niños puede ser causado por una hipertrofia adenotonsilar, anormalidades craneofaciales, obesidad o enfermedad neuromuscular. Un pediatra que sospecha que existe Síndrome de apnea obstructiva del sueño, puede derivarlo a un especialista en sueño que verificará el diagnóstico en un laboratorio pediátrico de sueño, mediante una oximetría nocturna (medición de la saturación de oxígeno en la sangre, mediante un oxímetro mientras que el niño duerme) y una polisomnografía (la técnica o proceso de usar un polígrafo para trazar un registro continuo durante el sueño, de múltiples variables fisiológicas como la respiración, el ritmo cardíaco, y la actividad muscular).
Síndrome de muerte súbita infantil (SIDS, siglas en inglés) Este término describe la muerte súbita, sin explicación, de un bebé menor de 1 año de edad. Generalmente se lo conoce como “muerte en la cuna” ya que muchos bebés que mueren de SIDS son encontrados en sus cunas. Se desconoce la causa del SIDS, pero la mayoría de las muertes por SIDS ocurren entre los dos y los cuatro meses de edad.
De acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud Materna e Infantil, las 10 maneras principales de disminuir el riesgo de SIDS son:

  1. Siempre acueste a su bebé de espalda en la cama, para siestas y a la noche. Dormir boca arriba es la posición más segura y esto es así para todas las veces que el bebé duerma.
  2. Coloque al bebé sobre una superficie firme, como un colchón para cuna con seguridad aprobada, cubierto por una sábana ajustada. Nunca ponga al bebé a dormir sobre almohadones, cobijas, piel de oveja u otra superficie suave.
  3. Mantenga objetos suaves, juguetes y las sábanas sueltas lejos de la zona donde duerme el bebé. No use almohadas, mantas, cobijas, piel de ovejas y paragolpes para cunas con forma de almohadones, en el área donde duerme el bebé y mantenga otros objetos alejados de la cara del bebé
  4. No permita que se fume cerca del niño. No fume antes ni después del nacimiento del bebé, y no permita que otros fumen cerca de su bebé.
  5. Mantenga la zona donde duerme su bebé cerca, pero separada, de donde usted y otros duermen. Su bebé no debería dormir en una cama o sillón o sofá con adultos u otros niños, pero puede dormir en el mismo cuarto que usted. Si trae el bebé a su cama para darle el pecho, regréselo a un área separada para dormir, como una bacinilla, cuna, moisés, o una cuna portátil (una cama para bebés que se une a la cama de un adulto) cuando termina de lactar.
  6. Trate de usar un chupete limpio y seco cuando ponga al bebé a dormir.
    Pero no lo obligue a que acepte el chupete. (Si usted le está dando el pecho a su bebé, espere hasta que su niño tenga un mes de vida o se haya acostumbrado a tomar el pecho antes de usar un chupete).
  7. No permita que su bebé esté muy caliente mientras duerme. Vista a su bebé con ropa de dormir liviana, y mantenga el dormitorio a una temperatura que sea cómoda para un adulto.
  8. Evite usar productos que proclaman que disminuyen el riesgo del Síndrome de muerte súbita infantil. La mayoría no han sido estudiados para comprobar su efectividad o seguridad.
  9. No use cámaras de video para disminuir el riesgo de SIDS.  Si tiene preguntas sobre el uso de cámaras de video para otras condiciones, hable con su proveedor de atención médica.
  10. Disminuya las posibilidades de que se desarrollen zonas planas en la cabeza del bebé como resultado de dormir siempre boca arriba.  Provea “tiempo boca abajo” cuando su bebé está despierto y alguien lo esté vigilando; cambie la posición en que su bebé se acuesta en la cuna una vez por semana y evite que pase mucho tiempo en asientos para automóvil, cargadores de bebé o balancines.

Dormir/Sueño » Recursos y Referencias

Accessibility