Equipo de herramientas: Desarrollando la atención con los Libros

Leer libros juntos ayudará a que su niño aumente su concentración y atención. Recuerde que los niños pequeños aprenden a través de la repetición. Por lo tanto, quizás se encuentre leyendo el mismo libro una y otra vez.

  • Los bebés pueden sentir y explorar de manera segura los libros de paño/tela. Los libros con imágenes simples o con tan sólo unas pocas imágenes por página son mejores. Eso se debe a que la vista del niño aún se está desarrollando durante su primer año de vida.
  • Los bebés más grandes y los niños pequeños pueden aprender a dar vueltas las páginas y a orientar de manera correcta un libro simple de cartón. Hágale preguntas simples a su niño sobre lo que ve en las imágenes. Eventualmente el niño comenzará a señalar lo que quiere que usted nombre. El niño está desarrollando el lenguaje receptivo y empieza a comprender que las palabras tienen un significado.
  • Los niños pequeños también disfrutan de los álbumes pequeños con fotos de la familia. A medida que el lenguaje emerge, pueden comenzar a nombrar a sus personas favoritas.
  • Los libros tipo acordeón ayudan a que los niños desarrollen la motricidad fina y a generar entusiasmo al descubrir dibujos dentro del libro.
  • Los niños preescolares continúan desarrollando las habilidades de alfabetización temprana a través de la lectura. Ellos comienzan a reconocer e identificar letras y hasta palabras y frases conocidas en el texto. Los niños también pueden relacionarse con las experiencias que suceden en los libros y desarrollan su imaginación a través de historias.
  • Los niños comenzarán a contar sus propias historias cuando cuenten sus propias experiencias. Los padres pueden escribir estas historias y mantener un “diario” de las experiencias de sus niños. Aliente a los niños a que ilustren dichas historias.
  • A continuación encontrará ideas para adaptar los libros:
  • Trate de pegar palitos de paletas de helado de diferentes colores (a los costados) o trozos de goma-espuma (en la esquina inferior) de la página para que resulte más fácil darlas vuelta.
  • Agregue textura a los libros para aumentar sus propiedades sensoriales. Ésto puede hacer que los libros sean más atractivos, especialmente para niños con discapacidades visuales o problemas de procesamiento sensorial.
  • Plastifique fotos relacionadas con el contenido para crear una actividad educativa complementaria
Accessibility