Cuándo buscar apoyo para un vínculo afectivo

Quizás haya momentos en los que tenga interrogantes acerca del desarrollo del vínculo afectivo de su bebé o del desarrollo social-emocional. Si tiene inquietudes, quizás sea útil que hable con su pediatra, un educador confiable sobre la infancia temprana, o un proveedor de servicios de salud mental que se especialice en trabajar con bebés y niños pequeños. Estas personas quizás puedan ofrecerle apoyo, educación, información, psicoterapia, o información sobre otros servicios en su comunidad. Con frecuencia, los problemas de vínculo afectivo pueden ser resueltos al obtener la ayuda necesaria para usted y para su niño. 
Quizás necesite solicitar apoyo si nota o está consciente de algunas de los siguientes cosas:
Si su bebé:

  • No le responde cuando lo abraza.
  • No lo mira a los ojos, o a la edad apropiada, no le sonríe en respuesta a sus esfuerzos para comunicarse con él
  • No demuestra interés en los rostros o voces de las personas
  • Poco o ningún interés en explorar su entorno
  • Parece demostrar poca o ninguna preferencia hacia cualquier adulto que lo cuide

Si su niño pequeño :

  • Se resiste constantemente o tiene miedo de explorar nuevos entornos
  • Tiene miedo constante e intenso al dejar a los padres
  • Demuestra poco o ningún miedo o conocimiento por el peligro

Si usted:

  • Tiene dificultades para saber si su bebé tiene hambre, está cansado, necesita atención o tiene sueño.
  • Tiene preguntas acerca de la crianza de los niños, o preocupaciones acerca de cómo relacionarse con su bebé, especialmente si usted se crió en una familia en la que la crianza era diferente a la que usted quiere para su bebé.
  • Se siente cansado, triste, abrumado o preocupado con frecuencia y esos sentimientos no desaparecen ni mejoran.
  • No disfruta al compartir tiempo con su bebé.
  • Tiene un problema de salud mental no tratado, como depresión, trastorno bipolar o trastorno por ansiedad  Cuidarse a si mismo es uno de los pilares para establecer un vínculo de afecto sano y seguro.
  • Tiene antecedentes de abuso o negligencia. Con la crianza, los recuerdos de un trauma no resuelto pueden salir a la superficie. Esto puede afectar el desarrollo del vínculo afectivo. Si usted fue abusado cuando era pequeño, es importante que encuentre un ambiente de cuidado, cariño y de apoyo para que pueda comenzar y seguir tratando esos problemas relacionados con su historia. 

Recursos y Referencias »

Accessibility