Estrés y la crianza de los niños: Mantener la calma cuando siente que va a perder la cabeza

No es sorprendente que el estrés sea parte de su vida – una parte de todas nuestras vidas. Nuestro mundo se ha vuelto cada vez más complejo, más organizado y más demandante. Hacer malabarismos con muchas y a veces contradictorias demandas de crianza, trabajo y relaciones puede dejarnos vacíos y exhaustos. Durante el ultimo año, las preocupaciones sobre la economía, quedarse sin trabajo, servicios de salud o sin hogar, han agregado muchas más presiones a las familias.

Si bien quizás no pueda controlar esos factores externos, usted tiene la capacidad de controlar cómo responde a ellos. Usted puede desarrollar maneras de cuidarse a si mismo y a sus niños durante momentos de estrés personal y profesional. Encontrar maneras de comprender y cambiar la manera en que responde al estrés afectará no sólo su salud, sino también la salud y el bienestar de los que lo rodean, incluyendo sus niños y el resto de su familia.

La crianza de los hijos y el estrés
La crianza de los niños ha sido llamada “el trabajo más difícil que una persona siempre amará” y ¡hay muchas razones para que sea así! Una encuesta reciente de la Asociación Americana de Psicología encontró que casi el 70 por ciento de las madres reportaron que las responsabilidades familiares son una fuente significativa de estrés. Además, más del 20 por ciento de las madres dijo que estaban manejando mal su estrés.

La crianza de los niños está llena de alegría absoluta, incomparable, como cuando ve a su bebé sonreír por primera vez o escucha su risa extasiada llenar el cuarto. También está llena de innumerables demandas. ¿Encuentra que el tiempo para usted desaparece rápidamente cuando atiende las necesidades de su familia? El tiempo para dormir, comer y relajarse se ven afectados cuando tiene niños pequeños. Quizás sea incluso más intenso si usted es padre de un niño con necesidades especiales.

Cuando se siente vacío, quizás le resulte difícil responder a su niño con la paciencia y atención que desea proporcionarle. Los niños frecuentemente sienten cuando los padres están preocupados, irritados o estresados. Cuando son pequeños, quizás se preocupen y piensen que los sentimientos de los padres son en respuesta a algo que ellos han hecho. Aprender a identificar y responder a su estrés de una manera sana lo beneficiará tanto a usted como a sus niños. Además, usted podrá demostrarles cómo manejar sus propios sentimientos y experiencias de maneras positivas y apropiadas.

El efecto del estrés
El estrés puede tener un efecto importante tanto en la salud física como psicológica. Trate de prestar atención a las señales. Algunas de las señales más comunes de estrés incluyen:

  • Enfermarse con más frecuencia debido a un sistema inmunológico deprimido
  • Sentirse irritable, agitado o impaciente
  • Sentirse abrumado o sobrecargado de trabajo
  • Sentirse triste o deprimido
  • Tener poca energía
  • Dormir mal
  • Sentirse nervioso o preocupado constantemente
  • Pensamientos desenfrenados o dificultad para concentrarse
  • Los síntomas físicos incluyen
    • Dolores de cabeza
    • Dolor de estómago
    • Pérdida o aumento de peso

Recursos:
http://www.stress.org/topic-interest.htm
The website of the American Institute of Stress
http://www.apa.org/topics/topicstress.html
The website of the American Psychological Association
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/stress.html
The website of the National Library of Medicine and the National Institutes of Health

Referencias
http://www.apa.org/releases/women-stress1008.html
The website of the American Psychological Association. “APA Poll Finds Women Bear Brunt of Nation’s Stress, Financial Downturn.”

Accessibility