Consejos para tener un buen vínculo con su bebé

Usted y su bebé cuentan con las bases para desarrollar un vínculo sano y seguro. Eso no quiere decir que usted sepa cómo hacer todo de manera instintiva. Eso es especialmente cierto si usted ha tenido problemas en el desarrollo de sus primeros vínculos. Eso puede “afectar” la manera en que usted interactúa con su bebé. A continuación le damos algunos consejos para que pueda desarrollar un vínculo seguro con su bebé.

  • Disfrute y goce de su relación con su bebé.Todos los bebés nacen con la capacidad y el deseo de experimentar placer con las personas que lo cuidan.  Por lo tanto, expresar y compartir el placer de la relación que tiene con su bebé ayuda a que su bebé interiorice una sensación de seguridad y de que es amado y apreciado.
  • Déjese guiar por el niño.  Un vínculo seguro se desarrolla mediante la atención sensible y responsable. Observe y preste atención a las señales sutiles del bebé relacionados con la atención, la exploración y la comodidad. Esto ayuda a que su bebé se sienta comprendido y valorado.
  • Proporcione consistencia y predictibilidad en las rutinas de cuidado. Las rutinas harán que su bebé se sienta seguro. El apoyo predecible y el cariño ayudan a que el bebé interiorice la sensación de que se lo cuida/protege. Esto permite que se desarrolle un vínculo seguro. 
  • No se preocupe por “malcriar” a su bebé.  No existe algo tal como malcriar a un bebé, ¡independientemente de lo que escuche decir a los amigos y familiares!  Responder a las necesidades de su bebé promueve una mayor sensación de confianza en sí mismo, auto-suficiencia e independencia a medida que su bebé llega a la infancia.
  • Use comunicación no verbal para vincularse con su bebé. Los bebés no comprenden ni usan la comunicación verbal. La comunicación no-verbal puede ayudar a que se sienta conectado con su bebé y que su vínculo sea más fuerte. Mírelo a los ojos, tóquelo, sonríale o muévalo rítmicamente como cuando lo acuna o hamaca. Estas son maneras efectivas de comunicar amor, calidez y aceptación por el bebé. Quizás su bebé no comprenda inmediatamente sus palabras. Pero sí puede reconocer y responder a su tono de voz, incluso cuando no le está hablando a él. Si está estresado, enojado o frustrado, su bebé generalmente responderá afligiéndose. Al hablarle con una voz suave, tranquilizadora, aunque no comprenda las palabras, puede ayudar a su bebé a sentirse seguro, amado y protegido.  
  • Proporcione un ambiente de contención para su bebé. Para su bebé, que lo toquen es tan importante como el alimento y el sueño. Abrazar a su bebé le da una sensación de calidez, amor y consuelo. Abrazar a su bebé cuando está intranquilo lo ayuda a organizar sus sentimientos y a sentirse calmo y seguro. Incluso si su bebé continúa alborotado, recuerde que su calma, calidez, y presencia física le comunican una sensación de conexión y seguridad.
  • Cuídese a usted mismo. Para proporcionar un cuidado óptimo a nuestro niño, también debemos atender nuestras propias necesidades. ¿Se está cuidando y respetando a sí mismo?  Si bien es muy gratificante, criar a los niños puede ser agotador y con muchas exigencias. Encontrar tiempo para dormir, comer y relajarse aunque sea por un momento es muy importante. Utilice el apoyo que tiene a su alrededor – sus amigos, parientes, la comunidad – para encontrar maneras de reponer energías.  Al atender a sus necesidades, está ayudando a asegurarse de que es capaz de atender a las necesidades de su bebé.
  • Elija un proveedor de cuidado infantil que valore las relaciones. Debe ser alguien que comprenda la importancia del desarrollo social y emocional de su bebé. La realidad para muchas familias es que uno o ambos padres trabajan fuera del hogar. En esas situaciones, generalmente los padres necesitan ubicar a los niños bajo el cuidado de un pariente o guardería. Los padres quizás se preocupen de que esto pueda afectar su relación con el bebé. 

    Encuentre una guardería que trabaje para promover un vínculo seguro con el niño y que apoye el desarrollo social y emocional del bebé. Esto puede proporcionar un apoyo valioso para usted y su familia cuando regrese al trabajo. Si ya tiene un cuidador, quizás quiera hablar con él o ella acerca de cómo apoyar el vínculo afectivo y el desarrollo social-emocional dentro del programa de guardería infantil. Además, desarrollar una relación positiva y de colaboración con el proveedor de cuidado de su niño asegurará que haya una comunicación continua en relación a las necesidades cambiantes de su bebé. También ayudará a que su bebé sea apoyado por una comunidad de adultos que lo aman y lo cuidan.

  • Bríndele a su niño la libertad y el espacio para que explore su entorno de manera segura. Hágalo mientras permanece cerca y le ofrece seguridad cuando la necesite. Su pequeño se beneficiará con su apoyo cuando sea capaz y esté listo para explorar su mundo. Recuerde que durante este período, su pequeño necesitará “consultar” con usted frecuentemente para obtener tranquilidad, seguridad y estímulo. El vínculo de seguridad que se desarrolló durante la primera infancia proporcionará a su bebé una sensación de competencia y eficacia y una seguridad de que los que lo cuidan le darán amor y apoyo cuando sea necesario.
  • Recuerde, que usted no necesita ser el padre perfecto. Muchos días, la crianza de los niños parece ser una serie de errores garrafales, equivocaciones y traspiés. Lo bueno es que no necesita tratar de ser perfecto en la crianza de sus niños. Y si bien quizás no siempre parezca así, sus errores pueden ser vistos como “regalos”. Le permiten aprender sobre usted y su niño. Los errores ayudan a su niño a aprender que todos tropezamos, nos levantamos y seguimos intentándolo. Sentirse seguro no proviene de hacerlo todo bien, proviene de saber que cuando enfrenta dificultades o desafíos, usted tiene la confianza en sí mismo y el apoyo que necesita para salir adelante.

Recursos y Referencias »

Accessibility